Poesía, Filosofía y Amor

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Poesía, Filosofía y Amor

Mensaje  himno el Lun Feb 04, 2008 1:37 pm

Ya pensaba Unamuno que el poeta y el filosófo no son sino uno y el mismo, unidos en su misión por la contemplación y la reflexión profunda, su existencia errante, la sed de trascendencia, su romería tras la belleza y la verdad.

Del Amor, la Poesía (poiesis: creación y la Filosofía (philosophia: amor a la sabiduría), de ahí su estrecho vínculo. El amor pleno, meta uránica, une a la belleza de la creación -a la poesía misma-. Por lo mismo, aceptemos con Platón que amando el hombre se encamina hacia la sabiduría última, que inspira los actos fértiles y trascendentes del espíritu humano, poéticos o filosóficos.

De ahí que los más grandes filósofos como los más grandes poetas han alzado sus voces -y sus vidas ejemplares- para honrar al Amor que inspira y colma a los hombres y mujeres... Y aun cuando todos ellos han tratado también del humanísimo desamor, que como la pintura negra en un cuadro sacro, sólo ayuda a mostrar más perfectamente el brillo y la perfección del amor espirtual (caritas).

En cambio, el culto al desamor es para especialistas, sofistas y vanos intelectuales; estéril y solitario, es experto en profundidades subterráneas, sadomasoquismo y delirios nietszcheanos. Y en su spleen como en sus arranques furiosos, se consuela con el glamour de la vanidad y con cualquier placer extático. Su obra lleva un matiz nostálgico... Y aunque el desamor es un escritor prolífico, nunca ha podido alcanzar las alturas del amor, pues sufre de vértigo el muy desgraciado. Salida de las coladeras, la hechizante poesía del desamor hoy gobierna: libreros, casas editoriales, bibliotecas, escuelas, cafés y bares, foros de internet, y hasta domina muchas cabezas humanas.

La Poesía, la Filosofía y el Amor, han ayudado al hombre a cumplirse, a ser verdaderamente hombre (varón o mujer), colocándole frente al espejo de la autorreflexión, instruyéndole en la contemplación, en la fe milagrosa que humaniza, en el orden de la voluntad que edifica. Y si han alimentado lo que es propio del espíritu humano, ¿qué persona sensata no aceptaría semejantes dones?

}{


(Publicado el 18 de enero del 2005, 2:53 am en los foros de filosofía de Cibernous)

himno

Cantidad de envíos : 6
Fecha de inscripción : 07/01/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.